Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Ayuntamiento de Collado Villalba

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Turismo

Comienza el contenido principal

RUTA 4: CAMINO ENTRE LAS DEHESAS

 

Inicio: Parque de la Laguna del Carrizal junto al quiosco (Collado Villalba)

Fin: Descansadero del Pocillo (Galapagar)

Dificultad: Baja-Media.    

Longitud: 5.5 km. (ida)     

Duración: 2h (a pie)

Desnivel: 67 m.

Se puede recorrer a pie, bici o caballo.  

Descubrirás…

-Un relajante recorrido entre dehesas de encinas salpicadas de arbustos y aromáticas.

-Conejos, aves y reses pastando en los prados.

-Vestigios del pasado: puente El Toril (s. XVIII) y vía romana.

RECORRIDO:

Parque de la Laguna del Carrizal - Calle Isla de Sálvora - Descansadero del Pocillo (Galapagar)

 Partimos del Parque de la Laguna del Carrizal, junto al quiosco. Continuamos por la C/ Isla de Sálvora hasta encontrarnos con la vía pecuaria por donde continuaremos, cruzamos la carretera M-510 y seguimos el camino hasta llegar al Descansadero del Pocillo (Galapagar).

DESCRIPCIÓN DEL ENTORNO:

 Disfrutarás de un relajante paseo entre encinares adehesados acompañados de la vegetación arbustiva característica de la zona como jara estepa, jara pringosa, torvisco, retama, tomillo salsero, romero y espliego, entre otras, y que en los días de primavera se convertirán en un paisaje con un espectacular diversidad de colores y aromas.

Zona de gran densidad de conejos y reses pastando en los prados, junto a aves como el rabilargo, la abubilla o el pinzón, entre otros.

 Además, al final del recorrido, podrás observar el Puente de El Toril (1765, obra de estilo neoclásico del ingeniero Marcos de Vierna) y  un tramo de Calzada Romana de la Vía XXIV que unía Mérida con Zaragoza, la huella histórica más visible del pasado romano en la rampa serrana. En el tramo que se ha recuperado, de unos 200 m. de longitud y 8 de anchura, podemos destacar, como curiosidad, la existencia de una alcantarilla romana construida con grandes losas de granito.

 OBSERVACIONES:

-Llevar agua, y en verano, gorra y protección solar.

-Existen zonas de recreo y descanso en el recorrido.

RUTA 9: CAMINO POR LA DEHESA BOYAL


 

Inicio/Fin: Carretera M- 608 (carretera a Alpedrete) junto al quiosco (Collado Villalba)

Dificultad: Baja.

Longitud: 3,5 km. (circular).

Duración: 1h (a pie)

Desnivel: 26 m.

Se puede recorrer a pie, bici o caballo. 

Descubrirás…

-Un lugar de paseo entre encinas centenarias con grandes praderas atravesadas por el arroyo de la Poveda, refugio de pequeñas aves y anfibios.

-Una de las actividades tradicionales que aún perduran en nuestra Sierra como es la ganadería.

 RECORRIDO:

  Ruta circular por la Dehesa Boyal.

 Se trata de recorrer el perímetro de la Dehesa Boyal  por la pista principal que resulta ser parte de la vía pecuaria. Comenzaremos la ruta junto al quiosco de la Dehesa, junto a la zona infantil y el circuito de gimnasia para mayores. El recorrido se  puede hacer en cualquier sentido ya que es circular.

DESCRIPCIÓN DEL ENTORNO:

 Si comenzamos el itinerario dirección al Hospital de Collado Villalba desde el quiosco, cruzaremos el arroyo de La Poveda y nos adentraremos en la primitiva Dehesa. Desde aquí es recomendable recorrer alguno de los diversos senderos entre encinas centenarias que forman este espacio, muchas de ellas catalogadas como árboles singulares de la Comunidad de Madrid debido a su porte y edad.

 Si volvemos a la pista principal, continuaremos hasta bordear la gran finca donde no es raro encontrarse pastando diversas razas de ganado vacuno y caballar, que nos evoca el pasado ganadero que tuvo este lugar, ya que en la Dehesa, todavía se puede observar una de las actividades tradicionales que aún perduran en nuestra Sierra como es la ganadería extensiva.

 El resto de recorrido transcurre próximo al Centro Acuático Municipal y la Residencia de Mayores hasta llegar al Cementerio del pueblo donde existe un Circuito Biosaludable, después bordearemos el Colegio Daniel Vázquez Díaz para regresar al quiosco y la zona de merendero donde reponer fuerzas.

 En primavera podrás disfrutar de la pradera, donde relajarse bajo la sombra de estos grandes ejemplares arbóreos y sentir el frescor de las aguas del arroyo que transcurre rebosante de caudal.

 La Dehesa Boyal cuenta con un gran número de encinas centenarias y grandes praderas atravesadas por el Arroyo de La Poveda, que sirve de refugio de pequeñas aves y anfibios.

  • OBSERVACIONES:

-Cuenta con áreas de descanso ideales para ir en grupo y en familia, circuito biosaludable, circuito de gimnasia para mayores y varios parques infantiles.

-También dispone de fuentes de agua potable en el recorrido.

Fin del contenido principal

  • Volver
  • Inicio del contenido